martes, 8 de enero de 2013

Bienvenida

Si hay algo que caracteriza al ser humano del siglo XXI es el principio noológico y de noologicidad por el cambio constante, en una sociedad donde el todo es la razón de la unidad y la unidad es la razón del todo.
Este ser humano, no puede ir en contra de su “lex natura”; tampoco puede omitir el cambio como motor de la historia, marcada por los grandes acontecimientos, principalmente del siglo anterior, en los diferentes campos científicos.
De lo anterior, creo convencidamente, que la educación tiene una invitación abierta por re encantarse y transformase de manera holista desde su unidad tal. 
Sigo pensando que, las preguntas claves que me hacía varios años atrás como estudiante, y ahora como docente,  siguen teniendo vigencia hoy en día:
¿Qué requiere el sujeto aprendiente  en el modelo de sociedad actual? y ¿Están las instituciones de educación superior convencidas de dar este paso?.
Creo, modestamente, que si todos juntos lográramos dar este paso, seguro estoy que la educación del siglo XXI, con sus actores e instituciones responsables, lograríamos verdaderamente potenciar el principio noológico y de noologicidad que tiene el ser humano, como sujeto aprendiz, con capacidad para pensar y ser sujeto de una praxeología histórica real.
El Autor. 
Alajuela, Costa Rica: 2012, 2013, 2014.